Para que el rosal se mantenga fuerte y saludable necesita de algunos cuidados y uno de los más importantes de ellos es la poda. Esta tarea no solo es necesario llevarla a cabo de forma correcta, sino también en el momento correcto. Es por eso que hay que saber cuándo se podan los rosales según el tipo de poda y el tipo de rosal ya que de esto dependerá su próxima floración.

Cuándo podar los rosales según el tipo de poda

Existen dos tipos de podas en rosales, una de ellas es la llamada “poda de limpieza” en la que se eliminan todas las partes secas y marchitas; y la segunda es la “poda de mantenimiento” que se debe realizar durante la temporada de floración.

Formas diferentes de podar un rosal

Como podar un rosal

Poda de limpieza

Si te preguntas ¿Cómo y cuándo se podan los rosales para limpiarlos? Debes saber que no hay un mes o temporada en específico. Durante todo el año se debe ir realizando podas de limpieza de forma regular para que este arbusto se mantenga saludable y atractivo.

Esta debe ser una poda ligera en la que se eliminen las partes débiles y secas de la planta. Nunca hay que realizar recortes profundos o invasivos. El objetivo de esta poda es que la planta quede “limpia”.

Poda de mantenimiento

El segundo evento que tenemos que tener presente para saber cuándo se podan los rosales, es la floración.
Si queremos que la planta de flores más de una vez del año es necesario llevar a cabo esta poda de mantenimiento en los rosales más viejos ¿Cuándo? Después de florecer.

Se debe comenzar por eliminar las flores marchitas, como también los vástagos (nuevos brotes). Lo ideal es que la poda se realice lo antes posible para que la planta tenga más posibilidades de una nueva floración.


Para cortar los tallos hay que usar tijeras de podar, se debe cortar los vástagos con algunas yemas, siempre de abajo hacia arriba y en el entrenudo. Es importante dejar 2 – 3 yemas en los tallos para permitir el nacimiento de nuevas flores.

En qué estaciones del año se podan los rosales

Los meses en los que se deben realizar la poda varia en cada país, es más efectivo tener en cuenta las estaciones del año para saber cuándo se podan los rosales.

Poda de rosales en invierno

Como podar un rosal en invierno

Uno de los momentos del año en el que hay que podar los rosales es durante la temporada de invierno.

Esta es una poda muy importante, mucho más para los tipos de rosales que no tienen floración en el otoño, para que tengan un mejor crecimiento.

Cuando se podan los rosales en invierno es necesario hacerlo en el momento adecuado, según el clima, para que la planta no sufra consecuencias.
Se recomienda esperar a que hayan pasado las heladas, los fríos extremos y los días tengan más horas de sol. Aunque no hay una fecha exacta, lo mejor es esperar a las ultimas semanas de invierno cuando ya no haya heladas que dañen los nuevos brotes que todavía son tiernos y débiles, aunque tampoco hay que esperar demasiado porque puede ser tarde y retrasar la próxima floración.

Poda de rosales en verano

Los rosales sarmentosos que florecen más de una vez por año necesitan de una segunda poda: la poda de verano.

Cuando se podan los rosales en esta estación, después de la primera floración, se está fortaleciendo a la planta para la nueva floración en el otoño y el frio del invierno.

En esta poda, conocida también como “poda verde”, se deben eliminar las flores marchitas y las partes secas, además de cortar chupones y brotes del pie, la parte enferma de las ramas y eliminar algunas ramas innecesarias para reducir el consumo de energía. Si se cortan ramas gruesas será necesario cubrir la herida con un protector para prevenir enfermedades.

Cuándo podar según el tipo de rosal

Rosales trepadores

Como podar rosales trepadores

Para saber cuándo se podan rosales trepadores hay que tener en cuenta que existen dos tipos: los remontantes y no remontantes.

Los rosales no remontantes, que solo florecen una vez por año, no necesitan de podas de invierno, ni podas anuales. Estos deben podarse después de la floración para estimular el crecimiento de nuevos tallos que florecerán el próximo año. En este tipo de rosales, las flores crecen sobre tallos que tienen más de un año, por esta razón es que no se recomienda realizar una poda anual.

En cambio, los rosales trepadores remontantes deben ser podados durante las últimas semanas de invierno.

Rosales viejos

En rosales viejos no hay una fecha exacta de cuando podar. El objetivo de la poda en este caso es ir manteniendo y renovando la estructura de la planta por lo que lo ideal, más que una poda anual o de temporada, es ir eliminando ramas muertas, viejas e improductivas cuando sea necesario.

Se dice que la planta ya ha envejecido cuando tiene demasiadas ramas secas y da pocas flores. Si se van realizando podas de mantenimiento o “rejuvenecimiento” se evitará que la planta llegue a tal punto.

Cuando se podan rosales viejos, en primer lugar, hay que eliminar las ramas secas, luego cortar ¼ de altura de ramas sanas y los chupones no deben ser eliminados. Lo más recomendable es no realizar la poda durante la temporada de heladas en invierno porque esto podría afectar y dañar el rosal.

Rosales mini

Como podar rosales mini

Son conocidos también con el nombre de ‘rosal de pitiminí’. Se trata de un tipo de rosal enano que no crece más de 40 cm de altura y tiene flores casi constantemente

Estos rosales deben ser podados durante la época de invierno, pero no en cualquier momento. Cuando se podan rosales minis, las temperaturas frías no deben ser extremas. Siempre hay que esperar a que el clima sea más moderado.

Se deben retirar todas las flores secas y marchitas, reducir el tamaño de la planta casi a la mitad y mantener entre 5 y 7 ramas principales, especialmente las más jóvenes, para que el rosal siga creciendo con fuerza, pero sin perder su forma.

Rosales arbustivas

Como podar Rosales arbustivas

Las rosas arbustivas se caracterizan por no necesitar de soportes y florecer varias veces al año.

La edad de la planta es un factor a tener en cuenta para saber cuándo se podan los rosales arbustivos. Es necesario esperar a que estos tengan entre 2 y 4 años para realizar la primera poda.

A diferencia de otras especies, no requieren de podas regularmente. Solo es necesario cortar las ramas que crezcan en dirección hacia el interior y cortar las ramas sanas y fuertes por la mitad.

Rosales enredaderas

Como podar Rosales enredaderas

Las rosas enredaderas deben podarse después que hayan florecido, ya casi en el final de la temporada de verano.

Por lo general, este tipo de rosales da flores en ramas de un año. Por esta razón cuando se podan los rosales enredaderas siempre hay que hacerlo en esta temporada, y no durante las últimas semanas de invierno o en las primeras de la primavera.

Se deben eliminar las ramas más débiles, enfermas y ancianas, cortándolas casi al suelo. También hay que cortar los vástagos que haya en los lados de la planta y dejar solo unos pocos brotes, los que estén más fuertes y saludables.

Cuándo se podan los rosales según la luna

La jardinería y la luna están muy relacionadas entre sí. La luna tiene una fuerte influencia en el desarrollo de las plantas por eso es muy buena idea tener en cuenta las fases lunares para saber cuándo se podan los rosales.

La fuerza de la gravedad de las diferentes fases de la luna afecta a la producción de savia de las plantas, como consecuencia también tiene efectos directos en la fotosíntesis y la germinación de las semillas.

Además, como las plantas son sensibles a la luz, durante las fases de luna llena, el metabolismo de la planta se mantiene activo y estas continúan creciendo aun por la noche.

La fase lunar durante la cual se deben podar los rosales depende del resultado deseado:

  • Luna menguante: Reducir crecimiento
  • Entre luna nueva y luna creciente: Facilitar el crecimiento de brotes nuevos
  • Luna nueva: Crecimiento de más follaje
  • Luna llena o cuarto menguante: Menos follaje y más frutos