Es muy importante saber cómo podar una palmera de forma correcta ya que lo ideal sería no hacerlo.

A diferencia de otras especies, la palmera no lo necesita. Los que necesitamos podar estas plantas somos nosotros por temas estéticos, para controlar su crecimiento y por seguridad.

Entonces, si se va a podar una palmera hay que hacerlo correctamente para no dañarla.

Por qué no es bueno podar una palmera

Las palmeras son plantas que no necesitan ser podadas. Cuando las hojas se secan, se desprenden y caen formando una capa que la protege naturalmente ante los factores meteorológicos como viento, sol, temperaturas bajas, lluvia, entre otros; además de servir como materia orgánica para el suelo.

Como podar una palmera a pesar de la altura

Sin embargo, quienes tienen esta planta en su jardín o cultivadas en maceta como planta interior, necesitan aprender cómo podar una palmera para adaptar su tamaño, corregir detalles estéticos y por cuestiones de seguridad.

Entonces, aunque lo ideal sería no podar las palmeras, si se la poda se debe limitar a eliminar solo las hojas marchitas.

Por todo esto es que se vuelve tan importante saber cómo podar una palmera de forma correcta ya que, aunque comúnmente se dice que al quitarle más hojas a la palmera más crece, esto no es verdad.

Cuando se eliminan hojas verdes, la planta sufre estrés ya que no puede llevar a cabo el proceso de fotosíntesis, por lo tanto, no puede producir y recibir nutrientes.

Además, la palmera no puede regenerar sus tejidos, así que hay que cuidar de no provocar heridas porque no podrá sanarlas.

Cuándo podar una palmera

Saber cuál es el mejor momento del año para la poda y cada cuanto tiempo realizarla es imprescindible a la hora de saber cómo podar una palmera.

Esta tarea debe llevarse a cabo durante la temporada de primavera y verano y hay que esperar 2 ó 3 años entre poda y poda, entre este tiempo solo se pueden quitar las hojas secas.

Cuando podar una Palmera

Las palmeras, por naturaleza, producen hojas nuevas en la parte superior de su copa mientras las hojas de la parte inferior o baja se van secando y cayendo.  Estas hojas secas cubren el tronco y actúan como una capa protectora ante los factores del clima, especialmente el frío, para evitar que la planta sufra daños.

Por supuesto, desde el punto de vista estético y decorativo, estas hojas secas no se ven tan bonitas por lo que hay que podarlas y retirarlas.

Aunque los consejos básicos sobre cómo podar una palmera recomiendan que la mejor temporada para hacerlo es en primavera y verano, también puede llevarse a cabo en otoño. Nunca en invierno, excepto en regiones de clima cálido.

Para saber cuándo se debe podar una palmera hay que poner atención en el estado de sus hojas. Mientras estén verde deben permanecer en la planta, hay que eliminar las hojas que comienzan a tonarse de color amarillo y no esperar a que estén secas por completo ya que esto puede favorecer al desarrollo de plagas.

Además, en caso que haya hojas enfermas deben ser retiradas lo antes posible para evitar que contagien a las demás hojas sanas.

Si tienes una palma en tu jardín debes aprender cómo podar una palmera, por cuestiones estéticas, pero también por seguridad. Por el tamaño y peso de las hojas, si estas caen sobre una persona pueden lastimarla. Además, dependiendo de su ubicación pueden convertirse en un peligro obstruyendo vistas o podría incendiarse si se encuentra cerca de algún foco de calor.

Cómo podar una palmera

Las técnicas básicas sobre cómo podar una palmera dependen mucho del tipo de palma que se trate y el objetivo que se quiera conseguir.

Como y Cuando podar una Palmera

Cómo podar una palmera pindó

Las palmeras pindó se destacan de las demás especies por tener un crecimiento muy rápido. Se las conoce también como palmeras “plumosas” por la forma en la que se desarrollan sus hojas. Por cuestiones de estética, este tipo de palma necesitara ser podada 1 ó 2 veces al año.

Al aprender cómo podar una palmera ya se sabe que nunca hay que cortar las hojas verdes, así que habrá que esperar a que comiencen a secarse para retirarlas. Otra característica a tener en cuenta en las palmeras pindó es que no sueltan pencas.

Se recomienda no cortar las hojas al ras del tronco, sino dejar aproximadamente 30 cm de hoja para que la planta no pierda su forma y pueda crecer nuevo follaje. Por último, elimina todos los retoños que crezcan en la base de la planta ya que estos absorben muchos nutrientes y son innecesarios.

Cómo podar una palmera de interior

Las palmeras pueden ser excelentes plantas de interior, pero siempre que se les dedique el cuidado y se aprenda cómo podar una palmera de forma correcta para mantener su tamaño adecuado para el espacio sin causarle daños a la planta.

La poda debe realizarse solo una vez por año, durante la época de reposo vegetativo y debe ser moderada, luego se podrán retirar algunas hojas marchitas y secas, pero nada más.

Además, luego de la poda, es necesario regar la palmera con abundante agua, preferentemente por medio de pulverizaciones.

Sería ideal añadir abonos liquido de baja concentración. También hay que tener algunos cuidados en cuanto a temperatura y humedad ya que estas son plantas que se desarrollan mejor en ambientes cálidos y se recomienda que reciba la mayor cantidad posible de horas de sol directo.

Cómo podar una palmera para que no crezca en altura

Así como hay un mito falso sobre cómo podar una palmera que dice que cuanto más hojas se eliminan más crecen, también existe otra creencia errada que asegura que con la poda se puede detener el crecimiento de la palmera.

La poda debe realizarse solo cuando sea necesario y no sirve para que la palmera no crezca en altura.

Recomendaciones acerca de cómo podar una palmera

Herramientas necesarias para podar una palmera

Para saber cómo podar una palmera y las herramientas que se necesitan hay que tener en cuenta la altura.

En el caso de las palmeras de altura baja y mediana, se necesitará de una cuchilla de palmero, un corvellot, serrucho, motosierra y hacha. Además, por seguridad, se necesitará de ropa especial, mascarilla, guantes y casco.

Si la palmera es muy alta, lo más recomendable es contratar a un jardinero profesional para que realice la poda ya que cuenta con las herramientas y el equipo de seguridad necesario para proteger a la planta y a si mismo ya que un corte o una caída desde altura puede ser muy riesgoso.

Nunca se deben eliminar las hojas verdes

Una de las claves para aprender cómo podar una palmera es nunca eliminar las hojas verdes. Recuerda que es mentira que cuanta más hojas se eliminen, más crecerán. Así que estas hojas frescas no deben quitarse ni siquiera si están débiles o dañadas. Sin hojas verdes, la palma no puede fabricar sus propios nutrientes para alimentarse y su desarrollo se afectará.

Si hay que cortar hojas verdes, solo se puede eliminar una corona. No es para nada recomendable, pero algunas personas lo hacen para que pase más tiempo sin necesidad de volver a podar, para conseguir una forma más estética y permitir el paso de la luz.

Por las únicas razones por las que se pueden eliminar hojas verdes es para reducir la transpiración después de un trasplante o cuando la planta pierda parte de sus raíces Otro motivo valido es que la hoja verde este enferma o tenga hongos, lo mejor es eliminarla.

¿Hay que cortar los frutos de las palmeras?

La decisión de cortar o no los frutos de las palmeras es algo personal. Algunas personas aprovechan estos racimos para que la planta se vea más atractivos, a otras en cambio no le gustan tanto porque caen al suelo ensucian y son resbaladizos.

Si se quiere aprender cómo una palmera para que crezca más, entonces si es recomendable cortar los frutos ya que estos consumen mucha energía.

Limpieza de poda

En esta guía sobre cómo podar una palmera también queremos aconsejarles realizar una limpieza completa al terminar.

Si quedan hojas, frutos y desechos en el pie de la planta pueden atraer roedores e insectos que generen plagas y hongos que puedan afectar a la palma provocando enfermedades.