Saber cuándo y cómo podar una higuera correctamente es clave para quienes quieren tener uno de estos árboles en su jardín y disfrutar de sus frutos.

Por medio de la poda, además de otros cuidados básicos, se puede mantener este arbusto en buenas condiciones y en una altura donde los frutos sean accesibles.

Cómo podar una higuera

El nombre original de la higuera es Ficus caricia. Se trata de un arbusto que pertenece al género de los ficus, es originario de Asia y tiene muchísimos años de antigüedad.

Las ramas de la higuera crecen hacia arriba por lo que este arbusto puede llegar a medir entre 4 y 10 metros de altura.

Si se trata de una higuera de jardín, no es recomendable que crezca tanto porque los frutos quedan a una altura difícil de alcanzar.

Es por esto que se recomienda realizar podas cada año aplicando la técnica del pinzado, es decir, cortando los extremos de las ramas para reducir su longitud.  

Como y cuando podar una higuera

Cuándo podar una higuera

La mejor temporada del año para podar una higuera es la primavera. Dependiendo del clima de la región y el resultado deseado se puede podar durante las primeras o ultimas semanas de esta estación.

Inicio de la primavera

Si el clima del lugar es muy frio, entonces en el comienzo de la primavera se recomienda realizar una poda para eliminar todas las ramas que generan sombra permitiendo así que el sol ingrese al interior de la copa.

Ten en cuenta que las plantas y árboles necesitan recibir luz solar para llevar a cabo el proceso de fotosíntesis y los frutos para poder desarrollarse y madurar.

Finales de la primavera

En caso que el arbusto no tenga ramas que generen sombra, lo mejor será esperar a finales de primavera para evitar que las heridas provocadas por los cortes queden expuestas al clima frío que retarda la cicatrización y favorece a la aparición de hongos.

Cómo podar una higuera en primavera

En resumen, antes que la higuera brote en la primavera debe reducirse la copa casi al 50% eliminando las ramas de ese año para que el árbol mantenga su salud y su forma.

Tipos de podas en higueras

Poda de formación

La poda de formación se aplica en las higueras jóvenes. Durante los primeros 3 años de vida de este árbol, cada año hay que realizar una poda con el objetivo de moldear la forma.

Como podar una higuera - formacion

Esto es más que una cuestión estética, lo que se busca es crear una estructura fuerte para que pueda soportar el peso de las ramas y frutos, como también que los frutos crezcan a una altura accesible.

  • Primer año: En la poda hay que eliminar todos los brotes, excepto uno. Este será el tronco.
  • Segundo año: Se cortará el brote central (tronco) a la altura deseada.
  • Tercer año: Se cortan las demás ramas para formar la copa. El corte debe realizarse siempre por encima de la yema.

Poda de fructificación

Como podar una higuera - fructificacion

Después del tercer año, las higueras necesitan de podas de fructificación En esta tarea se debe:

  • Eliminar las ramas de más.
  • Eliminar las ramas que se cruzan entre si generando sombras.
  • Cortar y quitar los retoños que se desarrollan en la base.
  • Cortar las ramas que han crecido excesivamente para mantener el tamaño del arbusto.

Poda de rejuvenecimiento

Aprender cómo podar una higuera vieja es muy importante para que este arbusto pueda permanecer en buen estado y fructífero a pesar de los años.

Si tienes una higuera muy grande que seguramente hace años no podas, necesita al igual que las higueras adultas, de una poda de rejuvenecimiento.

  • Eliminar la madera vieja e improductiva
  • Cortar las ramas para reducir su longitud
  • Se recomienda ir realizando podas ligeras cada año en lugar de una sola poda intensa

Cómo podar una higuera paso a paso

Si quieres saber cómo podar una higuera aquí te traemos una guía básica de 5 pasos.

  1. Podar la zona baja del árbol: Siempre será más fácil y practico comenzar a podar la higuera desde la parte baja. Hay que eliminar todas las ramas que se encuentren por debajo de la copa y crezcan desde el tronco.
  2. Limpiar la copa: El siguiente paso será realizar una limpieza de la copa eliminando todas las ramas secas, enfermas, torcidas, que crecen hacia dentro. Siempre se debe mantener el mismo orden: comenzar a podar desde abajo hacia arriba.
  3. Eliminar ramas cruzadas: Un árbol de higo, como cualquier otro árbol frutal, necesita que el sol llegue a todos los rincones de la copa. Por esta razón es que se deben eliminar las ramas que crecen orientadas hacia dentro de la copa y las que se cruzan entre si formando un “techo” que impide el paso del sol.
  4. Cortar las ramas superiores: Si el árbol tiene ramas muy altas o en la parte superior también hay ramas cruzadas que generan sombras, entonces habrá que cortarlas. Para alcanzarlas hay que usar una escalera y siempre tener mucha precaución para evitar caídas u otros accidentes.
  5. Equilibrar la forma de la higuera: Para terminar con la poda hay que asegurarse que la higuera tenga una forma armónica, que no haya ramas más largas de un lado que del otro, así se conseguirá que el árbol de frutos de forma pareja.

Consejos para podar una higuera

  • Para podar una higuera es necesario contar con los materiales necesarios, como una tijera de jardinería, escalera o andamio, y elementos de seguridad como guantes y gafas.
  • Hay que podar las ramas que son más nuevas y evitar cortar las ramas que tienen más tiempo de antigüedad.
  • Las ramas viejas son más gruesas, al cortarlas queda una herida difícil de cicatrizar para el árbol. En caso que sea necesario cortar una rama de este tipo siempre hay que usar una pasta cicatrizante para evitar infecciones y ataques de insectos.
  • Hay que identificar cuáles son las ramas que han crecido este año y cortarlas a una longitud de 1,5 a 2 metros.
  • Al finalizar la poda se recomienda abonar la higuera y regarla con abundante agua.