Si quieres cultivar peras de calidad y favorecer el crecimiento saludable del árbol, debes saber cómo podar un peral de forma correcta y en el momento adecuado.

Debes tener en cuenta los diferentes tipos de poda que existen y el más indicado para el árbol de pera según su edad.

Cuál es la importancia de la poda de árboles de pera o peral

Aunque los perales no necesitan más que una poda ligera, si se aprende cómo podar un peral con técnicas correctas se puede conseguir aumentar la producción, mejorar los frutos y mantener los árboles jóvenes a pesar del paso de los años.

Los árboles de pera deberían ser podados desde el primer día. Si se tiene un árbol joven se debe saber cómo podar un peral para darle forma y prepararlo para qué a partir de los 3 ó 4 años pueda comenzar a dar frutos.

Como podar un peral importancia

Luego, cuando los árboles ya son adultos necesitan ser podados para mantener la forma, eliminar las ramas improductivas y permitir la aireación y el paso de la luz solar a todos los rincones de la copa.

De esta manera se mantiene al árbol saludable evitando que enfermedades y plagas lo afecten. Además, gracias a estos cuidados, tendrá una buena cantidad y calidad de frutos.

Cuándo podar un peral

Si quieres saber cómo podar un peral debes cuál es la época más adecuada para realizarla y para esto hay que tener en cuenta el tipo de poda y el clima.

Las podas de limpieza pueden realizarse en cualquier estación del año. En cambio, para las podas de formación, fructificación y rejuvenecimiento hay que evitar las temperaturas bajas del invierno.

En cuanto al clima, como ya hemos dicho, el invierno no es la mejor opción. Tampoco el otoño si se vive en una región fría.

Es mejor esperar a que comience la primavera con temperaturas más templadas que favorecerán la cicatrización de los cortes.

Cómo podar un peral según el tipo de poda

Poda de formación

El objetivo de esta poda es conseguir que el árbol desarrolle una buena estructura para soportar el peso de las ramas y los frutos.

Debe comenzar a realizarse desde el momento que crecen las primeras ramas hasta aproximadamente los 3 ó 4 años de edad.

Las técnicas básicas sobre cómo podar un peral para moldearlo depende de la forma elegida: palmeta, vaso o piramidal. 

Como podar un peral formacion

Poda de producción

Esta poda debe realizarse durante la etapa de producción de los perales adultos. Se lleva a cabo con el fin de aumentar la producción de frutos y mejorar su calidad, además de alargar la vida del árbol.

El primer paso para aprender cómo podar un peral en producción es no cortar las ramas por un año para que se vuelvan más largas. Al segundo año, estas ramas estarán cubiertas de flores y brotes.

Es en este momento cuando deben podarse cortando a la mitad o un tercio. El corte siempre debe realizarse en una yema de flor, nunca sobre una yema de madera para evitar que siga creciendo en longitud. Gracias a esta poda, estas ramas darán muy buenos frutos hasta el 4º o 5º año.

Pasado este tiempo, las ramas habrán envejecido y darán frutos pequeños por lo que sera necesario renovarlas.

Se debe realizar un corte en una yema de madera para permitirle que se siga desarrollando y estén listas para la nueva temporada de producción.

Poda de limpieza

Se trata de una poda de mantenimiento y es muy importante conocer cómo podar un peral de esta manera ya que es la que se realiza de forma más frecuente para mantener al árbol saludable.

Se deben identificar y eliminar todas las ramas muertas, enfermas, débiles y cruzadas entre si.

Además, también hay que podar las ramas que tengan signos de estar siendo atacadas por plagas o presenten síntomas de alguna enfermedad para evitar que se siga propagando.

La poda de limpieza puede llevarse a cabo en perales de cualquier edad y tamaño, como también durante cualquier temporada del año.

Como podar un peral limpieza

Poda de rejuvenecimiento

Saber cómo podar un peral para rejuvenecerlo evitara que el árbol pierda su capacidad de producción con el paso del tiempo.

Al tratarse de una poda muy agresiva no es recomendable realizarla hasta después de los 20 años, cuando el peral ya comience a mostrar signos de envejecimiento como hojas amarillas y pequeñas, mucha madera improductiva, pocos frutos y de mala calidad.

Se deben eliminar todas las ramas no provechosas, pero nunca cortando al ras, lo mejor es dejar unos centímetros para incentivar el crecimiento de nuevos brotes que permitirán que las ramas se renueven.

Ten en cuenta que, al tratarse de ramas gruesas, los cortes necesitan ser cubiertos con pasta cicatrizante para evitar que se infecten.

Después de la primera poda de rejuvenecimiento que necesita ser estricta, cada temporada debe realizarse nuevamente pero ya de forma mucho más moderada.

Cómo podar un peral según su edad

El tipo de poda indicado para un árbol de pera depende de la edad del mismo. Si se aprende cómo podar un peral correctamente en cada etapa de su vida se conseguirá que este se desarrolle saludable y tengan una buena producción con frutos de calidad cada año.

Cómo podar un peral nuevo

La primera poda de un árbol de pera debe realizarse cuando este alcance los 70 cm de altura. El objetivo es controlar y guiar el crecimiento.

Se deben cortar las ramas laterales y ramas secundarias que crezcan en dirección horizontal, como también las que se encuentren más abajo para favorecer la formación del tronco.

Desde el primer momento hasta el 3º año, se deben realizar podas de formación. Al aprender cómo podar el peral de esta manera se consigue crear una estructura fuerte para el desarrollo del árbol.

La forma más fácil de lograrlo es eliminando las ramas que se encuentren a menos de 1 metro de distancia del suelo.

Cómo podar un peral joven

Un árbol de pera es considerado joven desde que comienza a dar frutas, es decir a partir de los 3 o 4 años.

Desde ese momento es necesario realizar podas de fructificación con el objetivo de eliminar los chupones y las ramas débiles para dejar solamente las ramas productivas.

Como podar un peral joven

Cómo podar un peral adulto

Después de los 5 años, el árbol de pera necesitara de podas de limpieza para mantenerse saludable y productivo.

Se deben eliminar las ramas enfermas, débiles y que se crucen entre sí para aclarar la copa y permitir el paso de la luz y el aire. Además, también se debe recortar un poco el largo de las ramas para que conserve su forma.

Cómo podar un peral viejo

Con el paso de los años, los perales también van envejeciendo. Estos son arboles pueden llegar a vivir hasta 60 – 65 años.

Los signos de envejecimiento comienzan a notarse después de los 20 – 30 años, cuando la producción de frutos comienza a reducirse y se detiene a los 40 años aproximadamente.

Para mantenerlo saludable es necesario realizar podas de rejuvenecimiento después de los 20 años, en primer lugar, una poda drástica y luego continuar con podas progresivas.