Para conseguir cosechar aceitunas de buena calidad es necesario saber cómo podar un olivo correctamente ya que por medio de esta actividad se mantiene el árbol saludable y se aumenta su productividad.

Beneficios de podar un olivo

Al podar un olivo se pueden aplicar diferentes técnicas, según el objetivo a conseguir.

Básicamente se trata de eliminar toda la madera improductiva, como las ramas y hojas que tienen un mal crecimiento.

Se recomienda podar el olivo dos veces por año durante toda la vida del árbol.

Beneficios de podar un olivo

Gracias a este cuidado, el árbol recibe una serie de beneficios:

  • Se mantiene saludable
  • Aumenta su productividad
  • Tiene un crecimiento que permite que los frutos crezcan a una altura más accesible

En que época podar un olivo

Si quieres cultivar buenas aceitunas, entonces debes saber cómo podar un olivo pero también cuando es el mejor momento para hacerlo.

La época del año más recomendable para podar un olivo es después de la recolección de frutos.

El momento puede variar, dependiendo si se trata de aceitunas para mesa o para aceite.

En cualquiera de los dos casos coincide con la temporada de invierno. Es que el otoño y el invierno son las mejores estaciones para podar olivos, a menos que se trate de una región con fríos extremos, en estos casos es mejor esperar a principios de la primavera.

Las temperaturas demasiado bajas y las heladas pueden ser muy dañina para los árboles.

Cómo podar un olivo según el tipo de poda

Un tema muy importante que hay que conocer al querer aprender cómo podar un olivo son los diferentes tipos de poda y corte que existen.

  • Poda de aclareo: Este corte se realiza con el objetivo de aligerar la copa y permitir que el sol y el aire puedan ingresar hacia el interior y llegar a todas las ramas. Además, las ramas cortadas crecerán más vigorosas, pero más lento. Esto permitirá que el árbol reparta mejor su energía y nutrientes, tenga más flores y frutos de más calidad.
  • Poda de rebaje: El objetivo de esta poda es incentivar el desarrollo de las yemas. Además, las ramas principales se rebajan para evitar que se extiendan mucho hacia lo alto o lados, o impidan el paso del sol hacia otras ramas.

Estos tipos de poda se van aplicando en las diferentes etapas de un olivo y según sus necesidades.

Poda de formación de un olivo

Poda de formación

La poda de formación es la respuesta a cómo podar un olivo joven. Esta técnica se aplica durante los primeros años del árbol. El objetivo es formar su estructura para que sea resistente y para que los frutos puedan recogerse fácilmente.

Es recomendable guiar el crecimiento del árbol atándolo a tutores que definan la altura y luego cortar las ramas que superen la guía y los brotes secundarios.

Poda de producción

También se conoce como poda de mantenimiento y es la forma en cómo se debe podar un olivo adulto.

En esta actividad se recomienda eliminar las ramas más antiguas y poco productivas para permitir que crezcan otras más jóvenes y saludables.

Además, también se busca permitir que el sol llegue a todas las ramas, lo que es fundamental para su crecimiento. De esta manera, el árbol se vuelve más productivo y da frutos abundantes y de buena calidad.

Poda de rejuvenecimiento

La poda de rejuvenecimiento se debe aplicar en los olivos viejos que ya estan en una etapa de productividad nula con el fin de recuperarlos.

Hay que tener en cuenta que se trata de una poda de gran intensidad y que debe realizarse solo en arboles que verdaderamente lo necesitan.

Las recomendaciones sobre cómo podar un olivo viejo indican eliminar todas las ramas antiguas, gruesas e improductivas.

Estas ramas consumen mucha energía y por su estado ya no producen hojas, así que no aportan nada al árbol.

No es necesario retirarlas todas de una vez, se puede ir haciendo poco a poco para que no sea una poda tan agresiva.

Lo mejor es cortar una rama, esperar a que se regenere algunos años y luego recién eliminar otra.

Guía básica sobre cómo podar un olivo

Guía básica sobre cómo podar un olivo

Herramientas necesarias para la poda

Contar con las herramientas adecuadas es sumamente importante al momento de saber cómo podar un olivo.

Si el olivo tiene ramas muy altas se necesitara de una escalera para poder acceder a ellas, además de accesorios de seguridad para evitar caídas.

Otras herramientas que se necesitaran son: tijeras grandes para cortar las ramas más largas, tijeras simples para las ramas más finas y sierra para las ramas más gruesas.

Cómo podar un olivo paso a paso:

  1. El primer paso para podar un olivo es eliminar las ramas dañadas, quebradas, secas o enfermas.
  2. Es necesario realizar cortes limpios cuidando que no queden rebarbas. Si quedan heridas muy grandes deben ser cubiertas con una pasta cicatrizante que ayude a que se curen más rápido, evite las infecciones y los ataques de insectos.
  3. Las ramas del olivo que deben cortarse son aquellas que crezcan hacia arriba y hacia el interior.
  4. Si hay ramas que no se han desarrollado lo suficiente porque no reciben alimento o sol, y están arrugadas o secas, es mejor eliminarlas.
  5. Luego hay que ir quitando algunas ramas para aligerar el follaje del árbol y permitir que el sol llegue hacia todas las demás ramas, siendo que el árbol necesita de la luz solar para la producción de frutos.

Últimos consejos para podar un olivo

Si quieres tener un árbol que de buenos frutos por muchos años, entonces debes aprender cómo podar un olivo y estos consejos te ayudaran:

  • Las ramas más bajas y pequeñas del árbol deben ser cortadas con tijeras de podar o cizallas.
  • Las ramas finas pero altas pueden ser cortadas fácilmente con una tijera de cizalla con mango telescópico.
  • Las ramas más altas y gruesas deben ser cortadas usando una sierra.
  • Quienes se preguntan ¿cómo podar un olivo en maceta? Deben saber que si este árbol se encuentra en la maceta solo por una etapa de crecimiento no es necesario podar. En cambio, si lo que se busca es crear un árbol en miniatura habrá que ir podándolo con técnicas especiales para mantener la altura deseada.
  • La madera obtenida de la poda de un olivo es ideal para usar como leña para chimeneas y estufas.