La poda es fundamental para un naranjo ya que este árbol necesita que se controle y ordene su crecimiento para que pueda dar frutos.

Al aprender cómo podar un naranjo se conocerán cuáles son los diferentes tipos de poda, cuándo podar y con qué frecuencia, y cómo realizarlo.

Beneficios de podar un naranjo

Como podar un naranjo beneficios

Al poder un naranjo, siempre en el tiempo indicado y con las técnicas correctas, el árbol obtiene muchos beneficios:

  • El aire y la luz del sol pueden llegar a todos los rincones de la copa
  • Los nutrientes no se desaprovecharán en ramas improductivas
  • Al aprovechar mejor los nutrientes, el árbol dará más frutos y de mejor calidad
  • Se evita que se forme un micro-clima húmedo que facilite la proliferación de bacterias y desarrollo de hongos

Todas estas ventajas se consiguen al saber cómo podar un naranjo correctamente ya que aun en arboles jóvenes y sanos, si se los poda demasiado o con malas técnicas se reducirá la producción de frutas.

Cuando podar un naranjo

Una de las primeras cuestiones a tener en cuenta para aprender cómo podar un naranjo es cuál es la mejor temporada para llevar a cabo la poda y con qué frecuencia hacerlo.

Todo esto dependerá, en gran parte, de la edad del árbol.

En el caso de los naranjos jóvenes, estos pueden podarse en cualquier momento del año.

Aunque siempre es recomendable evitar el invierno ya que los fríos extremos y las heladas pueden tener consecuencias negativas.

Los naranjos adultos, por su parte, deben ser podados después que termine la época de invierno ya que son más delicados al frío.

No hay una regla que indique cada cuánto tiempo se debe podar un naranjo.

Si lo que se desea es conseguir ramas finas puede podarse una vez por año, en cambio para obtener ramas más gruesas y fuertes es mejor dejar pasar algunos años sin podar.

Cuando podar un naranjo

Al aprender cómo podar un naranjo entendemos que el árbol sufre menos con podas ligeras así que lo más recomendable seria optar por la poda anual.

Cómo podar un naranjo pequeño

Al hablar de naranjo pequeño nos referimos a un arbolillo con maceta o cepellón que será plantado.

Para saber cómo podar un naranjo pequeño hay que tener en cuenta que el objetivo es eliminar la mayor parte de su follaje para favorecer al desarrollo de sus raíces y conseguir que se fije con más fuerza al suelo.

Cómo podar un naranjo joven

Para que estos árboles vayan creciendo fuerte y saludables, y vayan preparándose para su temporada de fructificación, hay que seguir realizando podas ligeras durante sus primeros 3 años.

Aquí les dejamos algunos consejos sobre cómo podar un naranjo joven:

  • Elimina los chupones y brotes verticales de la copa
  • Elimina los brotes del tronco dejando solo aquellas que serán las ramas principales
  • Quita todas las malas hierbas y yuyos que crezcan alrededor del árbol
  • Al terminar de podar, riega correctamente
Cuando podar un naranjo joven

Cómo podar un naranjo adulto

Cuando un naranjo ya es adulto debe aplicarse la poda de formación. Es muy importante saber cómo podar un naranjo y conocer los diferentes tipos de podas que existen ya que cada una de ellas tiene un objetivo.

En este caso, la poda se realiza con el fin de conseguir que el árbol tenga una estructura fuerte y sólida para soportar el peso de los frutos.

Podar un naranjo de 3 años

Al cumplir tres años, hay que seleccionar cuáles serán las 3 o 4 ramas principales y podar todas las demás.

Deben ser ramas que crezcan hacia las cuatro direcciones y estén separadas entre si con al menos 10 cm de distancia. Al eliminar las demás ramas, siempre con cortes limpios y al ras, las ramas primarias recibirán más nutrientes y se fortalecerán.

Luego, durante el transcurso de ese año, se deben ir realizando otras podas ligeras en las que se eliminen los brotes que surgen de las ramas principales direccionados hacia el interior del árbol.

No hay que cortarlos al ras, al menos se deben dejar 20 cm. Esto se realiza con el fin de evitar el gasto innecesario de energía.

Las primeras flores y frutos también deben ser eliminados. Si se sabe cómo podar un naranjo se conseguirá que el árbol desarrolle buenas raíces y copa, luego podrá ser mucho más productivo.

Podar un naranjo de 4 años

La poda anual del naranjo, durante el 4º año tiene el objetivo de favorecer el crecimiento y desarrollo de las ramas secundarias.

Las ramas principales deben ser recortadas a una longitud de entre 50 y 80 cm. Durante el periodo vegetativo nuevamente deben eliminarse las ramitas que crecen hacia el interior.

Hay que eliminar también las ramas que se cruzan entre si y las que bloquean el paso del sol.

Cuando podar un naranjo adulto

Poda de fructificación y mantenimiento

Ahora que la copa del naranjo ya está correctamente desarrollada, el árbol podrá dar frutos por lo que hay que aprender cómo podar un naranjo para fructificación, otro tipo de poda que debe realizarse de forma anual.

Se trata de una poda ligera así que puede realizarse en cualquier momento del año, siempre preferentemente evitando el invierno y el calor extremo. Lo mejor es realizar la poda durante la primavera.

Esta poda de fructificación y mantenimiento consiste en eliminar las ramas dañadas y las ramas mal direccionadas. Además, también hay que aclarar la copa eliminando las ramillas para que se permita el paso del aire y luz hacia el interior.

En cuanto a las ramas principales, estas no deben ser cortadas, pero solo hay que dejar un brote, el mejor ubicado.

Cómo podar un naranjo viejo

En un naranjo viejo se debe aplicar una poda de rejuvenecimiento durante la temporada de primavera y otoño, evitando así someter el árbol a las temperaturas extremas que pueden ser muy agresivas.

Cuando podar un naranjo fructificacion

Cómo podar un naranjo para rejuvenecerlo:

  • El primer paso será eliminar las ramas improductivas, muy débiles, cruzadas entre sí y otras que no sean necesarias. La idea es que la copa quede limpia, tampoco hay que excederse para evitar que queden huecos vacíos muy notables.
  • En el caso que se trate de un árbol viejo que no se poda hace mucho, entonces habrá que comenzar con una poda ligera dejando las ramas que den frutos.
  • Las podas más estrictas deben realizarse solo en arboles viejos y débiles con el fin de regenerarlos.

Cómo podar un naranjo enfermo

Si un naranjo está enfermo se lo puede recuperar con una poda a tiempo. Es sencillo, hay que eliminar las ramas que están dañadas o afectadas para evitar que la enfermedad se siga propagando al resto de la copa.

Lo que hay que tener en cuenta al aprender cómo podar un naranjo enfermo es que, como no queremos que las ramas podadas vuelvan a crecer, el corte debe ser al ras.

Hay que realizar un corte limpio y siempre es importante desinfectar las herramientas a utilizar y cubrir los cortes con pasta cicatrizante para evitar que se infecten o sean atacadas por insectos.