Para conseguir manzanas grandes y de buena calidad es necesario aprender cómo podar un manzano con las técnicas correctas según la temporada del año y la edad del árbol.

Por qué es importante podar un manzano correctamente

Es muy importante saber cómo podar un manzano y en que época hacerlo ya que esto favorece a la fructificación.

Como podar un manzano - fructificacion

El objetivo de la poda es que el manzano pueda dar frutos de calidad. Si la poda no se realiza de la manera y en la temporada adecuada, el árbol dará más flores, pero menos frutas o frutas más pequeñas.

Además, por supuesto, también es necesario para controlar el crecimiento y desarrollo de la vegetación.

Cómo podar un manzano según la estación del año

Una de los factores a tener presente para saber cómo podar un manzano, es la estación del año.

Básicamente existen dos tipos de podas según la época del año: poda de invierno y poda de verano.

Cómo podar un manzano en invierno

La “poda de invierno” se conoce también con el nombre de poda en periodo de letargo o poda en recto.

Debe llevarse a cabo entre los meses de junio y agosto. Durante esta época, el manzano ya ha perdido sus hojas por lo que las ramas quedan descubiertas y esto facilita el trabajo ya que permite una mejor observación para definir que ramas hay que podar.

Gracias a este tipo de poda, el árbol se renueva y se fortalece, por lo que es fundamental realizarlo en los manzanos viejos para que tengan nuevos brotes y frutos.

Cómo podar un manzano en verano

Además de aprender cómo podar un manzano durante el invierno, donde se lleva a cabo la poda principal, también hay que saber que en verano es necesario realizar una nueva poda y en algunos casos hasta es necesario una segunda poda en esta temporada.

Se la conoce con el nombre de “poda verde” y se debe realizar durante los meses de febrero y marzo. Si pasado algún tiempo, el árbol necesita una segunda poda para controlar el crecimiento y despejar los frutos para que puedan airearse, se debe hacer en abril o mayo.

Tipos de poda en manzano

Lo primero que debes hacer para saber cómo podar un manzano es identificar las características y necesidades del árbol ya que existen diferentes tipos de podas. Uno de las cuestiones más importantes a tener en cuenta es la edad del manzano, los árboles más viejos necesitan de una poda diferente a los árboles más jóvenes.

El objetivo de la poda siempre es el mismo: preparar el árbol para que de frutos. Para lograrlo hay que conseguir mantener una estructura de ramas horizontales por lo que hay que cortarlas para dirigir su crecimiento y evitar que se crucen o choquen entre sí.

Poda de formación

Puede comenzar a realizarse cuando el manzano cumpla 4 años. El objetivo es darle la forma deseada a la estructura del árbol.

Poda de limpieza

En esta poda se eliminan todas las ramas secas, muertas, dañadas o enfermas. En resumen, se eliminan las ramas improductivas o mal orientadas para que el árbol pueda distribuir mejor sus nutrientes hacia las ramas más necesarias.

Poda de fructificación

Con este tipo de poda se busca preparar al manzano para su próxima temporada de frutos.

Poda de regeneración

Se lleva a cabo en manzanos viejos donde el nivel de producción de frutos ha descendido y se necesita un rebrote.

Otro dato importante sobre cómo podar un manzano por primera vez es que nunca se debe realizar una poda completa, sino hacer varias podas parciales.

Como podar un manzano - epoca

Cómo podar un manzano paso a paso

Después de aprender cuando se podan los manzanos y los diferentes tipos de podas que existen, ahora si podemos compartirles este paso a paso.

Poda de limpieza

El primer paso consiste en hacer una limpieza eliminando todas las ramas improductivas del árbol, como son las ramas secas, muertas, marchitas, dobladas y quebradas.

Qué ramas cortar y cómo hacerlo

Uno de los consejos básicos sobre cómo podar un manzano es cortar las 3 ramas más grandes. Hay que eliminar las ramas más gruesas, especialmente las que tengan un groso que supere la mitad del diámetro del tronco.

También se deben podar las ramas del interior del manzano, las ramas que se crucen entre si y las que produzcan sombra.

Al cortar las ramas nunca hay que hacerlo al ras del tronco, esto la eliminaría completamente y no daría posibilidades de regeneración. Si deseamos que crezca una rama nueva, sana y joven, que produzca frutos, entonces hay que realizar un “corte holandés” que consiste en dejar unos centímetros de rama.

Además, las ramas del manzano podadas deben quedar con un corte recto y siempre hacia arriba para direccionar su crecimiento.

Eliminar follajes sobrantes

Hay que continuar por identificar las ramas que tienen una longitud superior a 15 centímetros y cuentan con mucho follaje. Se debe eliminar todas las ramillas y dejar un brote único. Este paso se lleva a cabo con el objetivo que el árbol pueda dar frutos de mayor tamaño y calidad.

Como podar un manzano

Poda de yemas

Para aprender cómo podar un manzano hay que tener muy en cuenta la poda de yemas. Para esto hay que saber distinguir las yemas de flor (ramas con extremo puntiagudo de las que nace la flor) y yemas vegetativas (se llaman también “yemas de madera” y son ramas más pequeñas de las nace vegetación).

Se recomienda no eliminar las yemas de madera, solo cortarlas para que sean de menor tamaño. Solo hay que eliminar algunas de ellas en caso que el árbol de frutos pequeños ya que entonces se aumentará la cantidad de yemas florales y en la próxima cosecha habrá menos manzanas, pero más grandes.

Eliminar brotes de agua

Los brotes de agua son un tipo de retoño fino que nacen de las ramas o troncos, son improductivos, no tienen ninguna función ya que no producen frutas. Al no ser para nada beneficioso ya que arruina la estética del árbol y además consume energía, lo mejor es eliminarlo cortándolo al ras de la rama.

Por último, en esta guía sobre cómo podar un manzano queremos recomendar sellar cada corte con masilla cicatrizante, puede ser un producto comprado en el mercado o preparado en casa. Esto es muy importante ya que evitara que el árbol sufra infecciones o enfermedades.