Los árboles frutales deben podarse no solo por su estética si no para mejorar el conjunto de ramas, reducir la posibilidad de que se rompan por el peso de sus frutos, aumentar la aireación interna y la disponibilidad de luz, y mejorar la calidad general de la fruta.

Al igual que otros árboles fructíferos o frutales, podar los limoneros hará que sus frutos sean más saludable.

La pregunta es, ¿cómo podar un limonero y cuándo es el mejor momento para podar los limoneros?

Poda de un limonero

Como podar un limonero

Mientras que al podar los limoneros engendrará frutos más grandes y saludables, también la madera del árbol será más fuerte y, por lo tanto, es menos probable que se rompa bajo el peso de una cosecha abundante.

Los cítricos también pueden dar frutos en todas las ramas del árbol, incluidas las áreas sombreadas, por lo que no es necesario cortar los limoneros para mejorar la disponibilidad de luz.

Dicho esto, los limoneros todavía deben podarse de vez en cuando. Se deben quitar los brotes y podarse las ramas débiles de los arboles jóvenes.

Al igual que a los árboles jóvenes, a los adultos también se le deben podar los brotes regularmente, así como cualquier rama muerta, dañada o ramas cruzadas.

El mejor momento para podar a un limonero

Es importante podar el limonero en el momento adecuado, para no arriesgarse a perder el rendimiento del año.

La poda del limonero se debe realizar luego de la cosecha de otoño para darle suficiente tiempo de recuperarse antes de la cosecha de la próxima temporada.

Si vives en un clima cálido, tienes un poco más de libertad para saber exactamente cuándo podar; simplemente no lo hagas en época de mucha calor.

Para todos los demás, de febrero a abril son los mejores meses de poda. En general, sin embargo, se podar cada vez que el árbol esté produciendo flores.

Como se poda un limonero

Al podar los limoneros, asegúrese de utilizar herramientas de podar limpias y muy afiladas. Si bien la madera de los cítricos es muy fuerte, la corteza es delgada y fácil de dañar.

Cuando realice la poda, no corte la rama al ras de la rama más grande, deje unos 2 centímetros para que el árbol pueda cicatrizar.

El objetivo es preservar el collar de la rama (el área alrededor de la base de una extremidad grande que aparece como corteza arrugada o rugosa). Esta área se denomina “zona de defensa de rama” y contiene células que activan el tejido calloso (madera enrollada) que crece sobre un corte de poda y defiende el árbol contra infecciones.

Debe usar un sistema de tres cortes para cualquier rama que sea más grande que una pulgada para evitar dañar la corteza.

  • Para comenzar, comience con un corte en ángulo de 10-12 pulgadas (5 cm.) Hacia afuera de la unión de la rama.
  • Corte a un tercio de la distancia a través de la rama desde el otro lado: un corte inferior.
  • Finalmente, mueva unos centímetros hacia arriba la longitud de la rama y corte desde arriba, cortando la rama.

Nunca pode más de un tercio del árbol en el año. Comience a podar el limón en su primer o segundo año de vida para entrenarlo a crecer como lo desee.

Los árboles deben mantenerse alrededor de 8 a 10 pies de altura para que sea más fácil cosecharlos y cuidarlos.

No se apresure y pode ramas sanas. No hay necesidad. La poda de limoneros cultivados en contenedores o macetas es muy similar a los que se cultivan en el huerto.

Sea prudente con la poda en cualquier caso y solo quite las ramas que están cruzadas, extremidades dañadas y brotes.